HomeProductosSalud e HigieneHigiene corporalEsponja de Konjac con carbón

Esponja de Konjac con carbón

5,75 IVA inc.

Limpia tu piel y cuida el planeta

Hay existencias

Descripción

Descripción

Esponja de Konjac con carbón

La esponja de Konjac con carbón, es un limpiador facial, de uso diario elaborado con fibras de Konjac 100% de origen vegetal y carbón de bambú.

El carbón de bambú, es antioxidante y asegura una limpieza profunda mediante una suave exfoliación, eliminando las espinillas y la suciedad al absorber el exceso de aceite que a menudo queda atrapado alrededor de los folículos pilosos.

¿Por qué usar esponjas de Konjac?

  • Son esponjas 100% vegetales (por lo tanto, biodegradables y compostables) procedentes de la raíz del Konjac, una planta que se usa como alimento por sus propiedades y de la que se pueden aprovechar hasta las raíces.
  • Sirve para su uso en todo tipo de pieles (normales, atópicas, hipersensibles, bebés), incluso en las más sensibles ya que al humedecerla es una esponja súper suave pero que gracias a ser multiporosa arrastra perfectamente las impurezas, células muertas y bacterias.
  • Su suave masaje estimula la circulación, mejorando así la regeneración de la piel.
  • Tiene alto contenido en vitaminas (A, E, D y C), fósforo, magnesio, hierro, sodio, potasio y fibra aportando estos nutrientes a la piel.
  • Con la esponja de Konjac no es necesario utilizar limpiadores, cremas, exfoliantes ni ningún tipo de producto adicional. Aunque por su puesto, puedes seguir utilizándolo junto con la esponja si quiere añadir un plus de limpieza, aunque siempre en menor cantidad.
  • Se puede usar a diario, en este caso se recomienda hervirla cada 2-3 semanas durante un par de minutos para esterilizarla y renovarla cada 2-3 meses. Si no se va a usar durante períodos largos, se recomienda guardarla en la nevera.

Tipos de pieles:

Como ya hemos visto, sirve para todo tipo de pieles:

  • Piel seca: hidrata y ayuda a equilibrar el PH de la piel además tiene un efecto natural calmante.
  • Piel sensible: Su suavidad aporta una limpieza e hidratación sin irritación
  • Piel grasa: elimina los excesos de grasa (sebo), abre los poros limpiándolos en profundidad y arrastra los puntos negros
  • Piel con acné: elimina bacterias y puntos negros lo que ayuda a controlar la aparición de acné
  • Piel atópica: Al igual que con las pieles sensibles la suavidad con la que limpia posibilita que personas con piel atópica puedan limpiar su rostro sin miedo a irritaciones
  • Bebés: su suavidad la hacen totalmente apta para el baño de bebés sin necesidad de utilizar productos químicos y sin miedo a irritaciones
  • Piel normal: ideal para todo tipo de pieles, 100% natural, hidrata regula el sebo, calma y equilibra el PH de la piel.

Cuidados:

Nunca la utilices en seco.

Antes de su uso, humedece con agua tibia unos segundo hasta que ésta adquiera una textura suave. Lista para limpiar su piel. Además si lo desea puede agregarle su producto de limpieza favorito. Dejar secar después de cada uso encima de una superficie ventilada y en una zona correctamente ventilada, lejos del contacto con agua.

Desecho:

Caja de cartón: 100% reciclable en el contenedor de papel (azul)

Esponja de konjac: 100% compostable

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Esponja de Konjac con carbón”